Los enlaces “privados” de Google Fotos no son tan privados como pensabas

Los enlaces “privados” de Google Fotos no son tan privados como pensabas

Las imágenes que compartías de forma supuestamente privada en Google Fotos podrían llegar a ser vistas por cualquier persona.

Aunque no seas consciente de su existencia, Google Fotos es una aplicación que te concierne mucho. Probablemente no recuerdes el momento en que diste el permiso de enlazar la galería de tu celular a esta plataforma para que todas tus imágenes se suban allí automáticamente. A pesar de eso, en estos momentos puedes tener allí una gran cantidad de contenido personal. Por supuesto, algo de ese contenido preferirás verlo únicamente tú.

Sabiendo usarlo, Google Fotos se puede convertir en una herramienta muy útil para compartir imágenes. Podemos guardar allí las fotos que queramos y enviar grandes álbumes a cualquiera de nuestros contactos. Además, el material conserva su calidad intacta.

Si queremos enviarle a una persona una imagen o álbum, solo debemos escribir su correo. Hecho esto, le llegará una notificación y podrá verla. En teoría, esto se quedaría en medio de la intimidad de las personas que se quieren compartir algo. ¿Pero qué pasaría si te dijera que existe la posibilidad de que cualquier persona puede entrar a ver las fotos?

Así lo denunció recientemente Robert Wiblin en un artículo. Según él, estaba usando Google Fotos cuando se dio cuenta que el material compartido por la plataforma no es tan privado como parece. El tema ha generado revuelo, pues al parecer es algo con lo que ha contado el servicio desde siempre. Una vez más, la gente se pregunta qué tan seguros están sus datos personales en internet.

Fotos que podrían ver todos

Wiblin explicó que enviarle una foto a otra persona genera un enlace único. Ella puede pulsar el botón de “Ver foto” y entrar a ese enlace para acceder a la imagen. Supuestamente esto debería poderlo hacer solo esa persona en específico.

Sin embargo, se demostró que no es así. Literalmente cualquier persona que tenga la dirección al enlace puede acceder a ese material. El tener la URL le permite a cualquier otro ser humano, invitado o no, ver dichas imágenes. Esto es algo que se puede hacer incluso desde ventana de incógnito.

Es decir, que si por algún motivo ese contacto tuyo le da la URL a alguien más, prácticamente se podrán hacer públicas las imágenes. Esto despertó la preocupación no solo de Wiblin, sino de muchas personas que interactuaron con la información. Lo más sorprendente de todo es que la mayoría no le creía porque sonaba demasiado ilógico.

Este procedimiento es distinto a como funciona en Drive. Cuando compartes un enlace que no es público, la plataforma te pide que te logees con tu cuenta, y esta debe haber recibido el permiso para leer el archivo. En cambio, con Google Fotos no necesitas registrarte de ninguna manera.

Bien puede que esto sea algo intencional de Google. La preocupación está en que no hay ningún aviso claro de que esto funciona de esta forma. Cuando alguien ajeno visita tu contenido, no se te enviará ninguna notificación. Literalmente cualquiera puede entrar sin que te enteres. Así, muchos usuarios pueden no estar informados de esta posibilidad. Sin ser conscientes de esto, habría mucha información delicada en peligro.

En el peor de los casos alguien podría desarrollar alguna manera eficiente de escribir aleatoriamente direcciones para encontrar fotos que otras personas han subido a sus propias cuentas.

El artículo completo lo encontrará en: FayerWayer.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *