Un estudio revela que los jóvenes prefieren quitarse la comida antes que el móvil

Un estudio revela que los jóvenes prefieren quitarse la comida antes que el móvil

¿Produce adicción el móvil? Es la eterna pregunta que se hacen padres, educadores, psicólogos y tecnófobos en los últimos años. De momento no hay respuesta, aunque algunos estudios apuntan a considerarlo una adicción al nivel del tabaco o el alcohol. Al menos así lo da a entender un estudio llevado a cabo por la Universidad de Búfalo (Estados Unidos) en donde ha podido comprobar que un grupo de jóvenes privados de comida y móvil durante unas horas, prefieren recuperar el móvil antes que comer su comida favorita.

En este sentido, el móvil tiene el mismo efecto que el tabaco o el alcohol, actuando a modo de refuerzo positivo, como lo definen los expertos: te hace sentir bien cuando lo usas, y mal cuando dejas de hacerlo.

La psicóloga Sara O’Donnell y el profesor Leonard Epstein, de la Universidad de Búfalo, han llevado a cabo un experimento con un grupo de 76 estudiantes universitarios de entre 18 y 22 años. Les privaron de comida y de móvil durante varias horas, y estudiaron su comportamiento.

Tras pasar varias horas de abstinencia sin comer, y sin móvil, los sujetos tenían que completar diversas tareas en un ordenador, para obtener recompensas de unos minutos de uso del móvil, o un bocado de su aperitivo favorito. A medida que obtenían recompensas, se volvían más difíciles de conseguir.

Los expertos descubrieron que los jóvenes tendían a completar el trabajo que les daba la recompensa del usar el móvil, dejando a un lado la recompensa de comida, pese a que tenían hambre porque no habían comido en horas.

En otro experimento, se les pidió que calculasen cuánto dinero estarían dispuestos a pagar para volver a usar el móvil, y para obtener comida, en distintos intervalos de cantidad. De nuevo, los jóvenes pagaban más por el tiempo con el móvil, que por la comida.

La psicóloga Sara O’Donnell reconoce que quedaron sorprendidos con los resultados. Sabían que los jóvenes iban a optar por el móvil en muchos casos, pero no con el porcentaje tan alto que obtuvieron en el estudio.

Que el refuerzo positivo que supone usar el móvil sea mayor que el que proporciona la comida, es el mismo efecto que provoca el alcohol o el tabaco en las personas adictas.

El estudio no concluye que el móvil genere adicción, pero si pide llevar a cabo investigaciones más profundas.

El artículo completo lo encontrará en: ComputerHoy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *